martes, 27 de septiembre de 2011

Apples!


Aunque no soy muy amante de las manzanas, sí que lo soy de tejer abriguitos a cualquier objeto cuya forma redondeada me incite a ello: una lata de refresco, una botella de agua, un viejo jarrón, un bote de yogur.... Pero nunca había probado con una manzana y eso que hacía tiempo que veía este invento tan british por multitud de revistas y blogs.

Sin saberlo, ha sido mi crafty friend Caterina quien me ha invitado a ello pidiéndome un abriguito para proteger sus manzanas que van dando tumbos dentro de sus magníficos bolsos Les Bags... Para ella, pensé en un color verde un tanto vintage con un botón también de estilo retro. Espero que le guste!
Pues nada, me puse a ello y, como suele pasarme en estos casos, nunca tengo suficiente con la primera vez y ya llevo tejidas unas cuantas apple cozies para abrigar las manzanas de mis amigas este otoño ;-) .


El patrón que yo he seguido podéis encontrarlo en el primer número de la revista Mollie Makes aunque existen por la web multitud de patrones como este de Crafty Anna que también me ha gustado. Enjoy!!!



jueves, 22 de septiembre de 2011

Back to School - A crochet pencil pattern


Hace días que la pequeña Lady Crochet empezó de nuevo el cole y estaba tan contenta con su estuche lleno de lápices nuevos, que no pude evitar añadir uno con el que no podrá pintar pero que le durará siempre!!.


Little Lady Crochet turned back to school a few days ago. And she was so happy with her pencil case filled with new crayons that I couldn't resist adding one to it that can't paint but that will last forever!

Here you are the pattern...

1 - Make 5sc into a Magic Circle (5)
2 - Increase around (10)
3 - *1sc/Inc* (15)
4 - 15sc in back loops (15)
5 -6 - 15 sc (15)
-change colour-
7-8 - 15sc (15)
-change colour-
9-28 - 15sc (15)
29 - *1sc/Dec* (10)
30 - Dec around (5)
31 - 5sc (5)
32 - 5sc (5)
33 - Dec
Fasten Off and enjoy it :)

lunes, 19 de septiembre de 2011

A Crafty Trip to...London (2)


Después de toda la inspiración, ideas y emociones de nuestro primer día en Bath, llegamos a Londres. La capital inglesa es una de esas pocas ciudades que, por muchas veces que visite, nunca deja de sorprenderme con algo nuevo y singular. En esta ocasión, nustra ruta turística no incluía ni el Big Ben ni el London Bridge ni el British Museum. Dedicamos la mayor parte de nuestro tiempo a recorrer el barrio de Islington, situado en el norte de la ciudad, casi en las afueras pero muy bien comunicado por metro.

Tanto a Ariadna como a Caterina y a mí nos sorprendió encontrar un barrio de pequeñas calles sin apenas tráfico, con comercios locales llenos de encanto, con gente que paseaba tranquilamente...un barrio con una identidad propia e independiente de la gran ciudad que nos recordó mucho a nuestro querido barrio de Gràcia en Barcelona.


El lugar ideal para una tienda como Loop, un auténtico paraíso para las amantes del punto y el crochet.


Con estanterías llenas de hilos, lanas y más hilos y más lanas...


Una amplia y variada selección de libros y patrones (muchos más de punto que de ganchillo ;-) y un perfecto sofá forrado con su "crochet blanket" para disfrutar un rato hojeándolos...


Y esta simpática muñeca crafty en el escaparate que representa la filosofía que caracteriza a Loop: calidad en sus productos, un amable servicio y un montón de talleres que organizan sobre todo lo que tiene que ver con el maravilloso mundo del "knit &crochet".


En definitiva, un auténtico "must see" en Londres para todas las amantes de la lana...


No muy lejos de Loop, visitamos The Make Lounge, un amplio espacio 100% crafty en el que es posible encontrar lana y accesorios de punto o ganchillo, bonitos libros de costura, originales telas, accesorios para decorar cupcakes o artículos de scrapbooking. El punto fuerte de este espacio son los talleres y workshops que organizan casi a diario. Aquel sábado por la mañana encontramos un grupo de aplicadas alumnas que cosían diferentes piezas de ropa y complementos.


Como podéis ver, los escaparates ya hablan por sí solos...


Tras tanta inspiración y felicidad, necesitábamos una pausa para asimilar todo lo que acabábamos de ver y tocar. Y qué mejor que un cappuccino en el recién inaugurado Pistachio&Pickle para seguir compartiendo con Ariadna y Caterina confidencias y sueños...


Y no encontramos mejor forma de acabar nuestra ruta crafty por Londres que visitar el mercadillo de antigüedades de Camden Passage. Lástima que nos quedaba poco espacio en la maleta y sólo Caterina se atrevió a comprar una estupenda tetera muy seventies. Yo me lo hubiera quedado todo!!!

Los botones vintage...


El juego de tacitas de melamina amarilla...


Y un sinfín de recipientes de esmalte antiguos para la cocina que reconozco que son una de mis debilidades...



Y ahora os dejo ya...voy a seguir soñando con ese viaje que es la vida lleno de momentos y personas inesperados y enriquecedores que, sin pretenderlo, marcan un antes y un después en nuestras vidas.


domingo, 18 de septiembre de 2011

A Crafty Trip to... Bath (1)


A veces las mejores ideas surgen en los momentos más inesperados y a veces, sin buscarlo, conocemos a personas con las que compartimos aficiones, experiencias, confidencias y viajes que quizás, sin saberlo, algún día nos cambiarán la vida. Personas especiales con las que ir tejiendo poco a poco nuestros sueños y retos, con paciencia y cariño...

Hoy quiero hablaros de todo eso. La idea: un viaje a Londres y a Bath con la intención de visitar tiendas crafty y talleres llenos de hilos, telas, lanas, botones y mucho entusiasmo y creatividad. Las personas: Ariadna de Keboniko, Caterina Pérez y una servidora. Han sido tres días intensos en los que hemos visitado lugares muy interesantes y hemos conocido a personas emprendedoras y creativas. Tres días llenos de ideas e inspiración que nos han permitido disfrutar de una ruta crafty que quiero compartir con todos vosotros.

Nuestro primer destino fue Bath, una de las ciudades más elegantes de Inglaterra. Allí visitamos The Makery, una pequeña tienda con mucho encanto llena de telas, hilos, botones y cintas que es muy conocida en la ciudad por los talleres que organiza y que incluyen desde monográficos de punto y ganchillo hasta clases de costura o restauración de muebles.

Ariadna seleccionó algunas telas que seguro que convertirá en esas cosas "bonikas" que sabe hacer ella.



Estuvimos un buen rato en The Makery disfrutando con todo el material que allí vendían. Aquí tenéis una muestra de algunos de  los "pequeños tesoros" que encontramos...





Además de una interesante selección de libros de costura y bordados...


En Bath está la editorial de Mollie Makes, una de mis revistas de inspiración crafty preferidas y tuvimos la suerte de poder conocer al equipo que mes a mes hace posible que disfrutemos con esta publicación mientras degustábamos en Jacob's Coffee House una auténtica cuppa tea acompañada por uno de los mejores carrot cakes que he probado jamás -con permiso del insuperable de Kikacakes-.


Todas disfrutamos con la conversación, la compañía y Caterina también con su brownie :-).

Hacía días que estábamos tan emocionadas con la idea de conocer a las personas que hacen que Mollie Makes sea una realidad que todas nosotras decidimos hacer algo handmade para las chicas de Mollie. En mi caso, enseguida tuve claro que tenía que tejer un corazón que representase todo el amor por el mundo craft que desprende esta publicación. Y como en Inglaterra les apasionan las flores, qué mejor que un pequeño jarrón forrado con una de mis "crochet cozies", a juego con el corazón amigurumi.

Lo mejor fue ver las caras de sorpresa y felicidad al recibir nuestros pequeños detalles.


La mañana había sido intensa pero aún nos quedaban un par de tiendas por visitar.


Wool, una sencilla y acogedora tienda de lanas en Bath que abrió sus puertas en octubre de 2010. La tienda ofrece una variada selección de lanas, patrones y libros sobre punto y ganchillo. Allí encontré un libro que hacía tiempo que buscaba: Kids learn to crochet , con un montón de divertidos proyectos de crochet para tejer con mi pequeña Lady Crochet.


Y no podíamos irnos de Bath sin visitar Cath Kidston que, aunque es una cadena con más de una decena de tiendas en Gran Bretaña, para mí representa en muchos aspectos el "British way of life" con sus telas de flores, sus abriguitos para las teteras, sus bolsas de agua caliente, su línea de tazas de té...y toda esa mezcla de colores que tanto alegran las casas de ese país durante los muchos días grises que viven cada año. El peligro es que, cada vez que entro allí, acabo comprando algo...

Nuestra visita a Bath había acabado y nos esperaba el tren de regreso a Londres. Y qué mejor entretenimiento durante el trayecto que ir comentando con Ariadna y Caterina el número de septiembre de Mollie Makes. ¡Las zanahorias y guisantes de crochet de la portada nos encantan!.


See you in London!!!







miércoles, 7 de septiembre de 2011

Frutas de otoño /Autumn Crochet Fruits

Se acerca el otoño y, tras las vacaciones, vamos volviendo poco a poco a la rutina...Se nota que los días se van acortando y, lo único bueno de ello es que la falta de luz hace que tengamos ganas de llegar a casa, dejar el mundo ahí fuera y hacer un poco de crochet.

A medida que va llegando el frío, vamos dejando aparcados aquellos hilos de algodón suaves y de colores más vivos para empezar a tejer con lanas de tonos más cálidos y otoñales. Y en cuanto a objetos, los peces y cactus del verano ceden ahora su protagonismo a búhos abrigaditos y a un conjunto de frutas en las que guardar nuestros sueños y secretos y que aportarán un montón de vitaminas a nuestro corazón.

La manzana, rica en fósforo, nos ayudará a tener dulces sueños...




La pera y su ácido fólico nos harán estar de buen humor...





Y, gracias a la vitamina C de la naranja, viviremos nuestro día a día con optimismo y energía... 






Todas estas frutas de crochet las encontraréis en Keboniko (www.keboniko.com)