sábado, 12 de noviembre de 2016

El reto Mouliné

Hace años tuve lo que yo denomino mi "época del puntode cruz". Me pasaba el día bordando baberos y muñequitos para amigas embarazadas. Ahí descubrí el maravilloso mundo de los hilos Mouliné que guardaba con cariño en una cajita metálica. Aún conservo esa cajita con algunos restos de hilos que se quedaron en el olvido durante años en mi armario de labores.

Este verano, DMC me propuso un reto: ¿qué podría crear con los hilos Mouliné sin utilizar ni el punto de cruz ni el bordado como técnicas?. Me encantan los retos y más si son creativos así que, sin pensarlo, acepté la propuesta y me puse a pensar cómo podía utilizar estos hilos tejiendo algún proyecto de ganchillo, que es lo mío ;-)



Recibí un sobre con un montón de madejitas de hilos de colores...¡qué felicidad!. Los observé, los olí, los acaricié y me puse a pensar fluyendo. Mi intuición me llevó a visualizar algunas ideas de proyectos sencillos y creativos que mantuvieran la delicada esencia de esos hilos. Ya sabeis que últimamente soy adicta a tejer mandalas, por su poder creativo y relajante. Así que...¿por qué no tejer mini mandalas con hilo Mouliné?




Empecé a probar diferentes combinaciones pero me encantaron los que tejí con los nuevos hilos de tonalidades degradadas...Aquí teneis unas muestras del resultado:



Una de mis maneras preferidas de presentar los mandalas es ponerlos en bastidores de bordado de madera, así que aproveché dos mini bastidores para probar como quedaban mis mandalas miniatura y el resultado me pareció ideal para utilizar como colgante, por ejemplo!





Continué probando...¿qué os parece este en tonos rosas? ¡Delicado y romántico!




Todo tenía sentido: mandalas de ganchillo tejidos con hilo de bordar y enmarcados en mini bastidores de bordado. ¡Reto Mouliné cumplido!

Y pronto os enseñaré mi segundo proyecto-idea del #retoMouliné...


1 comentario: