viernes, 30 de diciembre de 2011

2011 - A year of crochet in images

Mañana diremos adiós a 2011, un año que, entre otras cosas, ha estado lleno de lanas, ideas, muchas horas tejiendo, un montón de objetos hechos a mano con cariño y, como no, vuestros amables comentarios que me alegran cada día que publico algo en este blog. Para todos vosotros, he intentado resumir en unas cuantas imágenes el año 2011 de Lady Crochet. Mi particular homenaje y agradecimiento a todos... ¡FELIZ AÑO NUEVO!

Tomorrow we'll say goodbye to 2011, a year that, among other things, has been full of yarn, ideas, many hours crocheting, a lot of handmade items made with love and, of course, your kind comments that make me happy every day I post something in this blog. For all of you, I've tried to summarize in a few images the year 2011 by Lady Crochet. My special tribute and thanks to all of you...HAPPY NEW YEAR!

LadyCrochet in BLUE...


LadyCrochet in RED...


LadyCrochet in GREEN...


LadyCrochet in YELLOW...

Lady Crochet in BEIGE...


SEE YOU IN 2012!!!!

sábado, 24 de diciembre de 2011

miércoles, 21 de diciembre de 2011

La casita de Mia & Max

Había una vez dos hermanos llamados Mia y Max que vivían en una casita de crochet con forma de seta gigante llamada Bolet. Pertenecían a un planeta imaginario, cálido y mullidito, donde todos los objetos habían sido tejidos a mano con mucho cariño.

Mia era tímida. Le gustaban los gatos y el sabor de las frambuesas. Max era algo perezoso y sólo pensaba en jugar y en hornear galletas de mantequilla.

Mia y Max eran muy diferentes pero a los dos les encantaba vivir en su casita de ganchillo, tan blandita, suave y calentita. Les recordaba la de aquel cuento de Hansel y Gretel, que se explicaba a los niños en la Tierra, pero sin la bruja mala...

Los dos hermanos se pasaban horas sentados frente a la puerta, observando las mariposas gigantes del bosque...


Y cada día, cuando atardecía, Max apoyaba su piececito en el botón con forma de corazón de la puerta y escalaba unos cuantos puntos bajos hasta alcanzar la "cima" de su Bolet de ganchillo.
Llamaba desde lo alto a Mia para que subiera ella también. Y los dos se sentaban disfrutando de la puesta de los tres soles que tenía su planeta...

Esperando a que oscureciera...


Para estirarse y contar las estrellas fugaces...


Y...colorín, colorado, este breve crochecuento se ha acabado...

Un jarrón con flores para Lola

Mi yaya Felisa enviudó hace unos años y, tras el disgusto y el duelo, descubrió, a los 83, que había vida más allá de su casa, su marido, sus hijos y sus nietas. Ella, que se había dedicado siempre a "sus labores" sin salir prácticamente de casa y que nunca había tenido amigas, conoció a Lola, una abuelita como ella, vecina del barrio.

Desde entonces, Felisa y Lola se han hecho inseparables y, juntas, comparten a diario confidencias, paseos por Barcelona, sesiones de sobremesa viendo la telenovela del día, excursiones a la Costa Brava y seguro que también algún secreto de sus largas vidas...

Y pienso que es bonito poder esperar 80 largos años y toda un vida para encontrar un día a tu mejor amiga a pocas manzanas de tu casa. Me encanta y enternece que mi "yayi" haya descubierto, aunque ya tan mayor, el valor y poder de la amistad y sólo pido que pueda disfrutar aún durante unos años de este preciado bien que supone el saber que siempre puedes contar con alguien a quien llamas amigo.

A mi abuelita le regalé para su 85 cumpleaños, hace unos meses, este jarrón forrado de crochet...


Le gustó tanto que me pidió otro para su amiga Lola, para regalárselo por Navidad. Y aquí está el Jarrón de Lola, en color verde musgo, tejido con una lana merino bien suave y calentita, y con unas flores hechas por mi hermana Erika con botones en tonos verdes y naranjas.

¡Una combinación que desprende la energía y vitalidad de su amistad!

lunes, 19 de diciembre de 2011

Mug cozies

Quedan pocos días para Navidad y mi ganchillo echa humo tejiendo, tejiendo y tejiendo decenas de abriguitos para tazas que me han encargado, casi a última hora, como regalos de Navidad.

La verdad es que me encanta tejer y abrigar esas tazas blancas y frías que todos arrinconamos en el fondo de algún armario o que se quedan olvidadas en los estantes de las tiendas porque nadie las quiere por sosas y aburridas...


Con sus abriguitos recién estrenados, cobran una nueva vida y pasan a convertirse en uno de nuestros objetos mimados del invierno, con las que disfrutar del té del desayuno o de la infusión de media tarde y, entre sorbo y sorbo, acariciar sus suaves abriguitos y empezar el día felices y con las manos calentitas...


Y, entre pedido y pedido, he tenido tiempo de fotografíar algunas de mis mug cozies...

La beige para personas sinceras y naturales...

La azul para las mentes soñadoras...

La marrón, ideal para personas prácticas...


La verde, para los eco-friendly...

La rosa, para románticas empedernidas...


La mostaza, un best seller este año, para los más trendy...

La lavanda, para espíritus idealistas...


Y una combinación de gris-turquesa y turquesa-gris para parejas optimistas...



¡Que aproveche!

jueves, 15 de diciembre de 2011

Christmas in Red & Green

I don't know why but, this year, my Christmas is red and green...

A simple but cute Christmas tree...


A crochet heart with its Gingerbreadman button...


My Xmas crochet wreath...



And my Christmas Elf that wishes you a Merry Christmas and a Happy New Year full of creativity and YARN!!



viernes, 9 de diciembre de 2011

Un regalo especial - A special gift

A veces, los mejores regalos no son ni los más caros ni los más rebuscados...


A veces, una persona que hace poco tiempo que te conoce y con quien has compartido tan sólo algunas horas de charla, risas y aficiones, te regala un día algo sencillo, nada ostentoso, creado por ella... que te hace pensar en las pocas veces que recibes algo así, tan personalizado y tan pensado para ti...


Y cuando eso sucede, te das cuenta de lo especial que tiene que ser esa persona que quizás, sin pretenderlo, te ha hecho uno de los mejores regalos de estas Navidades.


Gracias Caterina! Estoy encantada con mi funda para guardar ganchillos y la combinación cromática y de telas es espectacular, como todo lo que haces!!!

lunes, 5 de diciembre de 2011

Tió de Nadal - The magical Christmas crochet trunk


En Catalunya, el Tió es uno de los elementos más tradicionales de la Navidad. Se trata de un tronco mágico que acogemos en nuestros hogares durante las fiestas. Lo tapamos con una mantita y lo alimentamos cada noche con restos de comida, fruta, galletas y leche y en Nochebuena lo apaleamos con un bastón cantando una canción hasta que el tronco "caga" regalos y golosinas para toda la familia ante la alucinada mirada de los más pequeños.

Aunque algunos lo ven como algo muy surrealista, para mí no lo es más que creer que un señor muy viejo y gordo es capaz de surcar los cielos del mundo entero con un trineo cargado de juguetes y llegar puntual a todas las casas de los cinco continentes la misma noche para repatir regalos. No lo veis así?.

Bueno, en Navidad hay sitio para todos: los Reyes, el Tió, Papa Noel...pero en mi particular universo tejido de ganchillo este año he decidido darle una oportunidad al Tió e intentar convertirlo en un amigurumi de crochet. El resultado ha gustado a quienes ya lo han conocido y, para que en vuestros hogares no falte esta Navidad un Tió tejido, os hago un regalo adelantado en forma de patrón. Sólo una condición: debéis prometerme que a este no le daréis con el bastón...Pobret!!!

Miradlo qué feliz, sobre un tronco de un lugar perdido en La Cerdanya, bien abrigadito con su mantita de este color tan retro y favorecedor!